Datos Biográficos



Julio Cortázar nació en Bruselas en, 1914, de padres argentinos. A los cuatro años su familia regresa a Argentina. A los dieciocho años, junto con un grupo de amigos, intenta sin éxito irse a Europa en un barco de carga. “Mi generación empezó siendo bastante culpable en el sentido de que le daba la espalda a la Argentina. Éramos muy snobs, aunque muchos de nosotros sólo nos dimos cuenta de ello más tarde. Leíamos muy poco a los escritores argentinos, y nos interesaba casi exclusivamente la literatura inglesa y la francesa; subsidiariamente, la italiana, la norteamericana y la alemana, que leíamos en traducciones. Estábamos muy sometidos a los escritores franceses e ingleses hasta que en un momento dado —entre los 25 y los 30 años— muchos de mis amigos y yo mismo descubrimos bruscamente nuestra propia tradición. La gente soñaba con París y Londres. Buenos Aires era una especie de castigo. Vivir allí era estar encarcelado.”*

Publicó Bestiario, su primer libro importante, en 1951. Ese mismo año, tras el triunfo del peronismo en Argentina, se instala definitivamente en París, donde vive desde entonces alternando la escritura con la traducción. Antes, había estudiado la carrera de maestro en Buenos Aires. Dio clases durante varios años, y en ese tiempo —aislado en pequeñas ciudades de provincia— se dedicó por completo al estudio y la lectura. De regreso en Buenos Aires tuvo otros trabajos, mientras continuaba escribiendo, aunque sin publicar nada todavía. Ya en Europa, antes de publicar en 1963 Rayuela, la obra que le depararía una fama absoluta, escribió dos libros de cuentos (“Final del juego”y “Las armas secretas”),tradujo las obras completas de Edgar Alan Poe, escribió su primera novela (Los premios).

Siempre en París o en algún lugar de Europa, pero nunca ausente por completo “de este lado” del mundo, sus obras —que ya suman más de veinte títulos— se reeditan puntual y frecuentemente, sobre todo Rayuela y algunos volúmenes de cuentos.


 

* Julio Cortázar citado por Luis Harss en Los nuestros, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1966, pp. 256-57.