La nube

 

¿Qué te acongoja mientras que sube
del horizonte del mar la nube,
          negro capuz ?
¡Tendrán por ella frescura el cielo,
pureza el aire, verdor el suelo,
          matiz la luz!

No tiembles. Deja que el viento amague
y el trueno asorde y el rayo estrague
          campo y ciudad.
Tales rigores no han de ser vanos...
¡Los pueblos hacen con rojas manos
          la Libertad!