Cuando es noche completa


Puesto que las flores me dan su almendra secreta su perfume y que yo ignoro la vida y la muerte y la primerísima palabra de la vida y el precio de la vida y la muerte de la vida

La noche cálida me ama —diría yo— la vida me mima el amor mentiroso arrullador existe y todo ese redil negro no es sino lecho de rosas un tigre la luna

Se diría que la mentira no existe a pesar de ese muro a pesar de ese no reinante

Apenas el rumor del mar el lomo carnoso de la vida de la muerte

Con tal que la muerte sea sosegada gorda y fuerte como clavel carnoso y blanco como mano que hunde alada prenda del que nada

La vida ¡qué festín! las flores la noche

El blanco se muere el negro perfuma y todo arde nada en la nada

(Traducción de Emilio Adolfo Westphalen)