Electra

 

Trenzad los despojos el brillo funerario
Elegido a la caída de la tarde de los cráteres enmudecidos
El agrio humo cuya espiral ilustra
La paz nocturna

El manantial del grito se ha callado
Bajo el metal
Las hojas brillan atrozmente
En el silencio

La noche el alba desatinada
Busca la salida de los palacios
Y sale ay hacia el tiempo
Eternamente a las angustias del mutismo celeste

Única la onda recoge las lágrimas
Pues el sol debe brillar
Sobre la líquida gravidez
En esta hora mágica del día

Mediodía
Tal el grito del cazador asaltado
Suena rojo y azul
Bajo la bóveda de la duración.

 

(Traducido por Ricardo Silva-Santisteban)