Doble tarea

 

Al tictac del reloj cavo mi muerte;
gota por gota riego mi esperanza;
a golpes de azadón el foso avanza;
el débil tallo en árbol se convierte;
y sigo sin violencia ni mudanza
mi doble empresa de esperanza y muerte.

Del árbol que planté, quizás no obtenga
la dádiva floral; mas será alfombra
mullida cuando el brazo se detenga,
y apagará los pasos del que venga
a turbar la esperanza de mi sombra.

1950

(El nuevo Narciso)