DAIGAKU HORIGUCHI (1895-1976)

 

Hijo del diplomático y reconocido ensayista Kumaichi Horiguchi. A la edad de seis años ingresa en la escuela primaria y comienza el aprendizaje del inglés. Había perdido a su madre cuando tenía tres años, y su padre solía ausentarse frecuentemente del país para desempeñar cargos diplomáticos en el extranjero. Ya a los doce años hacía poemas al estilo japonés (tanka). En 1909 se hace miembro de Shin-shi-sha (Grupo de la Poesía Nueva) dirigido por el famoso poeta Tekkan Yosano y la no menos conocida poetisa Akiko Yosano.

En 1910 ingresa al departamento de letras francesas de la Universidad Keio. Por ese entonces inicia su carrera de poeta, colaborando en las revistas Mita Bungaku y Subaru: pero al año siguiente abandona la escuela para trasladarse a la ciudad de México, donde su padre desempeñaba el cargo de Ministro de la Legación Japonesa.

Había empezado el aprendizaje del francés en Keio. En México aumentaría su habilidad para manejar ese idioma al tomar clases con una maestra mexicana.

Desde el extranjero sigue colaborando en revistas japonesas con poemas, tankas, y ensayos. En 1913, se traslada a Bruselas. Durante su estancia en Europa conoce a Rémy de Gourmont. En agosto del mismo año, con el estallido de la Primera Guerra Mundial, se muda a España, donde conoce a la poetisa y pintora francesa Marie Laurencin.

A partir de 1918 vive en Río de Janeiro. Este periodo marca el inicio de su vasta producción como traductor de la literatura francesa. Su antología de la poesía francesa Un rebaño bajo la luna (1918) incluyó 340 poemas de 66 poetas franceses, como Baudelaire, Verlaine, Mallarmé, Rimbaud, Paul Fargue, Rémy de Gourmont, Apollinaire, Salmón, Jean Cocteau, Valéry y Max Jacob, entre otros, y tuvo un enorme impacto en el mundo poético del Japón.

Regresa a Europa en 1924 donde profundiza su amistad con varios artistas de renombre: Fujita, pintor japonés, Paul Fargue, Paul Morand, André Salmón y Marie Laurencin.

Como poeta, Horiguchi fue uno de los primeros en introducir en sus poemas la nueva técnica y retórica de la poesía francesa. Una de las características de la poesía de Horiguchi es un refinado erotismo, expresado a menudo en forma sumamente concisa, como la del tanka o haiku.

Gracias a la poesía de Horiguchi, el tema de la sexualidad dejó de ser lo lúgubre y clandestino que había sido hasta entonces en la literatura japonesa. Otra de sus características es el esprit que corre en poemas como "Almohada de arena" y "Río de Janeiro".

En 1979, gobierno japonés lo condecoró con la Orden de la Cultura. Pasó sus últimos años en Hyama, cerca de Tokio. Murió en 1981.



ARABESCO

Iluminados por la luna
Pierrot, Pierrete
Danzaban. Pierrot, Pierrette.

Iluminados por la luna
Pierrot, Pierrette
Cantaban. Pierrot, Pierrette.

Danzaban, cantaban
Pierrot, Pierrette.




NOCHE ARGENTADA

En la calle bañado por la luna
Taciturno, Pierrot se erguía.

La imagen pálida de Pierrot
¡Humedecida por los rayos de la luna!

A su alrededor echó en vano la mirada fija
buscando la sombra de Colombina.

Y con desconsuelo infinito
¡Se le saltaron las lágrimas!




PIERROT AUTUMNAL

Con tono plañidero, mi Pierrot
Canta: "¡Es otoño!", "¡Es otoño!".

Abriendo la boca en forma de "O"
Canta; "¡Es otoño!", "¡Es otoño!"

La faz enharinada como la luna
Se le llena de lágrimas.

Su menester de payaso obliga a mi Pierrot
a esta pobre arlequinada.

Mas el otoño melancólico lo hiere de verdad
Y le arranca lágrimas sinceras.




PIERROT

¡Palidez de Pierrot! ¡Pena terrenal!
Pese a su brillante blancura
La faz de Pierrot era triste
Como rayo de Luna.
Pese a su brillante blancura
¡El rayo de luna era triste!




LAMENTO DE PIERROT

¿No es tu vida una aflicción, Pierrot?
¡Bastardo de la luna viuda!
Ella, en el alto cielo
Y tú, acá en la tierra
¡En esta faena tragicómica!




ONOMATOPÉE*

La pared, el piso, el cielo
Y amante mía
Un poco de anatomía
Un mucho de secreción interna
Un mucho de secreción externa
Un poco de sonido carnal:
Pitto... pitto... pitto...

 


* En francés en el original.

 

{Mospagebreak title=Shigueharu Nakano}

SHIGUEHARU NAKANO (FUKUI, JAPÓN, 1902-1979)


De origen campesino. Ingresó en 1924 en la facultad de letras alemanas de la Universidad de Tokio. En 1926 publicó la revista Roba (El asno), en colaboración con otros jóvenes poetas. Organizó un grupo literario marxista con estudiantes universitarios, llamado Sociedad de Estudios sobre el Arte Marxista, el que se unió más tarde a la Federación de Arte Literario Proletario del Japón, cuya revista fue Bunguei Sensen (Frente de Arte Literario). Nakano tuvo participación decisiva en la elaboración de la teoría de lo que en el Japón se conoce como literatura proletaria, movimiento surgido en 1921, y destrozado en 1932 por el gobierno ultranacionalista japonés. En su obra concilia el lirismo y lo ideológico. Se considera la máxima representación de la poesía marxista del Japón. Sufrió cárcel y censura.



ADIÓS DE LA MADRUGADA

Hemos de trabajar
hemos de discutir nuestros asuntos.
Siempre que nos reunimos
nos asaltan los gendarmes
y nos golpean la nariz
nos golpean los ojos.
Por eso nos cambiamos a este segundo piso
con salida a callejones y atajos de refugio.

Aquí duermen seis adolescentes.
En la planta baja, un matrimonio y un niño de pecho.
No conozco a estos adolescentes
sólo sé que son mis camaradas.
No conozco el nombre del matrimonio
sólo sé que nos han prestado su segundo piso
con buena voluntad.

Pronto amanecerá
nos mudaremos otra vez
cargaremos el maletín
discutiremos minuciosamente
realizaremos bien nuestro trabajo
mañana por la noche dormiremos en otro colchón prestado.

Ya empieza a amanecer
este cuarto de seis metros cuadrados
pañales colgados del cordón eléctrico
el foco tiznado y desnudo
los juguetes de celuloide
los colchones prestados
las pulguitas.

De todo esto me despido
hay que continuar el trabajo
para hacer florecer
nuestras flores:

la flor del matrimonio
la flor del niño de pecho
para que florezcan estas flores

de pronto, plenamente.

 


CANTO

Tú no cantes
no cantes a las flores de cerezo
ni a las alas de las libélulas
no cantes al murmullo del aire
ni al aroma del cabello de las mujeres.

Niégate
todas las cosas débiles
todas las cosas frágiles
todas las cosas melancólicas.

Rechaza
todas las cosas sentimentales
y canta con franqueza
lo que piensas
lo que llena nuestro estómago.

Canta las cosas que penetran al corazón
canta un canto que aúlle cuando lo destrocen
un canto que brote desde el fondo del agravio.
Estos cantos
cántalos valerosamente con una melodía severa.

Estos cantos
clávalos con martillo en el corazón de la gente.

 

{Mospagebreak title=Chuya Nakahara}

CHUYA NAKAHARA (1907-1937)


Nació en la ciudad de Yamaguchi. Inició su carrera poética estimulado por la poesía dadaísta de Takahashi cuando estaba en la secundaria. En 1926 entró en la sección Preparatorial de la Univesidad Nippon, y empezó a escribir poemas estableciendo su propio estilo. Más tarde deja la universidad y se inscribió en el Athénneé Française, donde tampoco encontró lo que buscaba. En 1931 entra en la Universidad de Lenguas Extranjeras de Tokio. Durante esta época, colaboró para revistas conocidas, tales como Cuatro Estaciones y Rebaño de imbéciles. La segunda mitad de su vida artística se caracteriza por hondas influencias simbolistas; lo atrajeron sobre todo Baudelaire y Rimbaud. Toda su vida la pasó lleno de inquietud y angustia; sus poemas cantaron la languidez y esterilidad de la vida. Sus más importantes libros de poesía son: Cantos a la oveja, Canciones de aquellos días y traducciones de la poesía de Rimbaud.




CIRCO

Habían transcurrido varias épocas
y hubo guerras de color castaño.

Habían transcurrido varias épocas
y soplaron ráfagas heladas de invierno.

Habían transcurrido varias épocas
y esta noche, aquí, llegaban a su punto culminante,
y esta noche, aquí, llegaban a su punto culminante.

Hay una viga en lo alto de la carpa del circo.
Hay un columpio.
Un columpio casi invisible.

Cuelga boca abajo con los brazos tendidos
bajo el techo manchado de algodón.
Yuán yuyón yuyayuyón.

Las luces blancas, cercanas,
respiran como si fueran listones baratos.
Yuán yuyón yuyayuyón.

Los espectadores son pequeñas sandías.
Sus gargantas chillan como las conchas de ostión.
Yuán yuyón yuyayuyón.

La negra y ennegrecida oscuridad cubre la carpa.
La noche avanza
y la nostalgia de los paracaídas condenados.
Yuán yuyón yuyayuyón.


LA TRISTEZA MANCHADA

Sobre la tristeza manchada
caen hoy otra vez copos de nieve.
Sobre la tristeza manchada
hoy hasta el viento pasa.

La tristeza manchada
es como la piel del zorro.
La tristeza manchada
se encoge bajo la nieve que cae como polvo.

La tristeza manchada
nada desea ni nada suplica.
La tristeza manchada
sueña en la muerte, con tedio.

Temo la tristeza manchada,
y me duele.
La tarde cae en la tristeza manchada
sin que yo pueda hacer nada...