Shiro Murano


Gimnasia



No poseo amor
No tengo poder
Sólo una pieza envuelta en la camisa,
Me rompo, me construyo
El horizonte llega y me traspasa
Me niego a lo que me rodea
Pero el mundo exterior
queda dispuesto en fila.

Yo, moviendo mis manos suaves
Respiro profundo
Entonces
Una rosa se clava en mi cuerpo.