Romance de los ojos del puente

 

Los ojos del puente están
untados de placidez.
¿Quién los ha visto mirar
alguna vez de través?...

Usted estaba desnuda,
acabada de bañar;
desnuda bajo los sauces
llorones del saucedal.

Venía el agua inocente
cantando del manantial.
Cruzó los ojos del puente,
cantando, camino al mar.

Usted estaba desnuda,
limpiecita... y nada más.

Los ojos del puente quieren
entre reír y llorar,
y el agua sigue corriendo
para no volver jamás.

¿Por qué se muestra desnuda
frente al puente?
¿Por qué se muestra desnuda,
no sabe cuánto hace mal?

Seguirá corriendo el agua
hasta la mar,
pero los ojos del puente
ya nunca la olvidarán.

Seguirá corriendo el agua
para no volver jamás...

(Algunos poemas deliberadamente…)