El señor magistrado

 

A la memoria de Rubén
Jaramillo y su familia
.

El señor magistrado expedita expedientes
con criterio cretino pero afilados dientes.

Se delibera en pleno —sentenciase en privado
para halagar al rico y fregar al fregado.

Con la solemne toga y el birrete cuadrado
es un costal de mañas el gordo magistrado.

Obrero, campesino, pueblo desamparado
sólo fusil en mano no serás humillado...

¿Dónde está la Justicia...? Debajo de una mesa
contempla al magistrado que eructa y que bosteza...

(Catorce poemas burocráticos...)