Letanías de la madrugada



2

Las ocho palabras del encantamiento,
el círculo de ceniza...
a las doce de la noche
las brujas de Macbeth cantarán de nuevo.
las palomas negras rondarán ciegas por los campanarios.

Esta noche andan sueltos los presagios
por las calles de los cinco continentes.

Hemos de inventar nuevas palabras para encantamientos.
Las viejas brujas cuentan sus huesos de gato
sobre el terciopelo negro y no hay respuesta.
Las ramas del árbol santo recorren los cuerpos
pero cae la gota serena;
ya no hablan los ojos de los gatos,
no hay respuesta en el caldero de los sortilegios.
El sacerdote quema incienso y no hay respuesta.

Digamos palabras…
una, dos, cien, mil palabras;
hagamos ruido con huesos frotados,
campanas benditas,
matracas de cuaresma,
magnavoces,
grabadoras,
claxons,
gargantas,
trompetas,
tal vez se haga el milagro
y se descifren los signos
en la madrugada de los aeropuertos.

de Desde Inglaterra