Las Ventanas

 

Del rojo al verde todo el amarillo muere
Cuando cantan los aras en los bosques natales
Batida de pihis
Hay un poema por hacer sobre el pájaro que sólo
    tiene un ala
Lo enviaremos por mensaje telefónico
Traumatismo gigante
Hace manar los ojos
Qué bonita esa muchacha entre las jóvenes turinesas
El pobre muchacho se sonaba con su corbata blanca
Descorrerás la cortina
Y ahora sí la ventana se abre
Unas arañas cuando tejían luz las manos
Belleza palidez insondables violetas
En vano intentaremos descansar
Hay que empezar a media noche
Cuando se tiene tiempo se tiene libertad
Bígaros Lotte múltiples Soles y el Erizo de mar del
     poniente
Un viejo par de zapatos amarillos ante la ventana
Torres
Pozos son las plazas
Pozos
Árboles huecos que cobijan a las Mulatas vagabundas
Los Machos Cabríos cantan desesperadamente
A las Cabras cimarronas
Y la oca ua-ua trompetea en el norte
Donde los cazadores de mapaches
Raspen las peleterías
Reluciente diamante
Vancouver
Donde el ferrocarril blanco de nieve y de luces nocturnas
    huye del invierno
Oh París
Del rojo al verde todo el amarillo muere
París Vancouver Hyeres Maintenon Nueva York y las
    Antillas
La ventana se abre como una naranja
El hermoso fruto de la luz