Está ahí... Es ella

 

¿No parece que hubiera descendido
hace poco— por mágico
acontecer—, del constelado "Carro"?

Con el cuerpo extendido, la cara horizontal,
así, de deslumbrar, ¿qué sombra la hizo?

De estelar néctar húmeda; secreta
marítima, irreal.

—Diadema de insólitos diamantes
sugiere seductora, lo que Milton
resaltara del ángel de inaudita
hermosura, al principio!—

Parece, así, estirada —como inerte—
un regalo sin nombre y prohibido
de los velados e inciertos mundos fúlgidos, a éste…!

¿Superarla otra sabe, beldad viva?-—

En primores no alcánzanla y enigma,
náyades fabulosas y terrestres
(entre oculto y copioso boscaje, aún escondidas).