Mujer diurna

 

Toda la luz está contigo
oh reina de las lámparas
suma de luminosos episodios
Te instalaste en mi casa
y renací en la cola de un cometa
Eres mi primera mujer dormida
que no desaparece por la noche
Eres mi primer amor fulgurante
Emites
una fosforescencia como de vida en vela
Despierto por mirarte:
estás llena de ventanas
toda amueblada por dentro de objetos blancos
y tu confianza me avergüenza