La capa


En el país de la infancia voy a encontrar
todos los objetos que perdí:
mi capa azul, el libro de grabados,
el retrato de mi hermano muerto
y tu boca fría, tu boca fría.

En el país de la infancia, mi capa azul
cubre objetos y alucinaciones.
Es una capa azul, de un azul profundo
que alguien, alguna vez, podrá encontrar.
Azul como el que no existe más.

Y ante todos ustedes, puros y obstinados,
vírgenes en el invierno y repulsivos en el verano,
hago mi petición de un azul profundo:
cúbranme con esta capa el día en que me muera.

Y cuando agonice yo tenga la certeza
de que una capa azul, de un azul profundo,
envolverá mi cuerpo de la cabeza a los pies.