En un álbum*



Todos los cantos para tu oído!
Todas las perlas para tu cuello!
…Para tu casa, para tu nido,
todo lo noble, todo lo bello!

Son los poetas tus ruiseñores;
Y a ti te dicen, bella entre bellas,
La Primavera: toma mis flores!
Y el infinito: ten mis estrellas!

Como es la dicha tu enamorada
jamás ingrata podrá dejarte!
será una esclava que arrodillada
nunca se cansa de contemplarte.




* La juventud literaria. Tomo II, p. 267 (1888). Firmado: M. Gutiérrez Nájera. Ver: Tola de Habich, Fernando, Museo literario dos, México, 1986, p. 44.