Sueltas*


Cuando me duermo y sueño
con tus caricias
cuando sueño que tu alma
es sólo mía,
míos tus besos…
Qué triste que me pongo
cuando despierto!

*

Ay! ven, paloma mía
de blancas alas;
llévale al amor mío
toda mi alma,
y dale un beso
y le dices que venga
porque me muero!

*

No extrañes que yo no pueda
dar bella forma a mi amor:
en lugar de entendimiento
yo tengo otro corazón!
Mi amor, el amor mío
durmiendo estaba
y era sólo su ensueño
soñar con tu alma,
ensueño hermoso!
Al sentir tus pisadas
abrió los ojos!

*

Mientras viva he de darte
muchas ternuras...
cuando me esté muriendo,
coge las últimas;
cógelas, mi Cecilia
con muchos besos...
No quiero que las lleven
al cementerio!

*

Si yo tengo alegrías,
y tienes lágrimas
para que tú te alegres
toma mi alma,
pero cambiadas!
Toma mis alegrías,
dame tus lágrimas!




* Sin fechar. Fuente: Gutiérrez Nájera, Margarita, Reflejo, México, 1960, pp. 78-79.