Apéndice


En 1956, en su libro Manuel Gutiérrez Nájera. Estudios y escritos inéditos, el profesor norteamericano Boyd G. Carter informa sobre escritos de Manuel Gutiérrez Nájera en números del Correo Germánico correspondientes a los meses de agosto y septiembre de 1876. Cinco textos en prosa y un poema estaban firmados con el nombre y los dos apellidos del Duque Job. Cinco poemas estaban firmados sólo con "M. Gutiérrez". El profesor Carter, respaldado por E.K. Mapes, atribuyó estos últimos textos a Manuel Gutiérrez Nájera.

En su libro En torno a Gutiérrez Nájera y las Letras Mexicanas del siglo XIX, publicado en 1960, y debido a dudas surgidas especialmente de que el estudioso mexicano Porfirio Martínez Peñaloza publicara en Novedades dos poemas que se habían dado a conocer anónimamente en 1851 en La Ilustración Mexicana, con los títulos de "Amor e infortunio. Fantasía" y "Para el álbum de una señorita. A una flor", el profesor Carter se replanteó la autoría de los poemas firmados por "M. Gutiérrez" y luego de una serie de hipótesis y análisis temáticos y estilísticos, llegó a la siguiente conclusión: '"Amor y muerte' y 'A una flor disecada' no deben estimarse de la paternidad literaria de Gutiérrez Nájera sino a título de adaptaciones. 'La casa de vecindad' podría ser también una refundición de algún escrito desconocido, sea de la pluma de su padre o de otro escritor. Esto lo dudamos, sin embargo, y optamos por considerar el poema de su exclusiva propiedad literaria. 'Amor sagrado' y 'El viejo verde' parecen ser auténticos escritos suyos".1

En este mismo libro de 1960, el profesor Carter informa sobre el poema "Una flor" publicado en El Bucaro en 1874 y firmado también por "M. Gutiérrez", y que considera atribuible al Duque Job. Luego de analizar el poema y compararlo con otros de la época e incluso con escritores como José María Gutiérrez Zamora, también colaborador de la misma revista, llega a la conclusión de que ante las pruebas que ha dado "parece casi cierto que a Gutiérrez Nájera le toca la paternidad literaria de 'Una flor'. Si es que en esta suposición no nos equivocamos, sería el primer escrito suyo en publicarse de que tenemos conocimiento hasta ahora. A la sazón Manuel tenía quince años".2

En vista de las dudas que las mismas conclusiones del profesor Carter llevan consigo, considero que estos poemas de "M. Gutiérrez" pertenecen a la categoría de "atribuibles" pero sin ninguna certeza absoluta que lo respalde.


Fernando Tola de Habich




Nota: Margarita Gutiérrez Nájera en su libro Reflejo cita versos sin indicar generalmente si son inéditos, no recopilados o fragmentos de poemas. Sólo en cinco casos indica claramente el carácter inédito de poemas. Los que aquí he incluido, doce, aparentemente no fueron recopilados por González Guerrero en la edición que preparó de las Poesías completas de Gutiérrez Nájera, y en esa cantidad cuento los cinco que señala la autora de Reflejo.

En lo concerniente a los poemas que da como no recopilados Irma Contreras García, al parecer está en lo correcto salvo en la observación que hizo Virginia Gómez Baños en su libro Bibliografía de Manuel Gutiérrez Nájera y cuatro cuentos inéditos sobre unas quintillas que pertenecían a Nicolás Fernández de Moratín.

La procedencia de los poemas de "Manuel Gutiérrez" figura en la breve nota introductoria al "Apéndice".





1 La cursiva es mía.
2 La cursiva es mía.