Poema para una muñeca comprada en un bazar ruso

Yo
Yo soy
Azul Rey
Y negro hollín.

Yo soy el gran moro
(Rival de Petrouchka)
La noche es mi troika
Y el sol mi balón de oro.

Tan amplia como las tinieblas,
Tan frágil como un ser vivo,
El soplo más sutil conmueve mi cuerpo sin vértebras.

Me he resignado porque soy sabia:

No se burlen de mi tez negra ni de mi boca abierta;
Yo soy, como ustedes, un juguete en manos de gigantes.