Hermafrodita


Acabado único, doble voluptuosidad,
Delicia inmóvil en el centro de las cosas;
Breves efectos, persistentes causas,
Dos sexos, espíritu y carne,
Movimiento múltiple detenido en la unidad.

En medio de la fragmentada realidad,
Los seres separados se vuelven a juntar.
Dulce monstruo perfecto yaciendo entre rosas;
Su deseo esculpe la roca del placer.

En esbelto bello mármol, como un beso prolongado
Su carne dura y lisa concentra la felicidad.
Siete notas se mezclan para unir dos acordes.

Se entrecierran sus ojos de penumbra y de fuego
Y propone al deseo el enigma de su cuerpo
Con el tierno abandono de un dios que es mujer.