Noticias a Giuseppina después de muchos años

 

¿Qué esperas,
qué te propones aún, amiga,
si regresas de un viaje tan sombrío
hasta aquí, donde con sol las borrascas
tienen la voz altísima, enlutada,
olorosas a jazmín y a derrumbes?

Me hallo aquí, en esta edad que conoces,
ni joven ni viejo; aguardo, observo
esta vicisitud en vilo;
ya no es lo que quise o me impusieron.
Entras y sales ilesa de mi mente.

Y lo que debe ser, es todavía;
el río corre, el campo se renueva,
graniza, escampa, un perro ladra,
sale la luna, nada se rescata,
nada del azaroso y largo sueño.