Presencia de las islas
 
Como un cortejo cabalgando a solas surgen de
    la niebla.
¿Quién alimenta su esplendor que ninguna tempestad
    oculta?
De las islas sube algo parecido al deseo.
Casa viviente en el mar
                                     las islas
animales fantásticos
                       esperan su alimento de frutos silvestres
su ración de ostras.

Para mi corazón una isla iluminada con el brillo
    del mar
una isla
            como espada
                               atravesando la llanura marina
una isla      multiplicándose en su pequeña geografía
una isla
           grito a solas
jardín para romper la monótona presencia del mar
la insoportable presencia
                                 de una soledad frente a sí misma.

Allí
      abajo
              fruto
                      corteza en movimiento
la forma de las islas:
                                      única tentación de los navíos.