Una tarde otoñal
 

a Karl Rock

 

La aldea color castaño. Algo oscuro se muestra
Paso a paso en los muros que se alzan en otoño,
Figuras: lo mismo el hombre que la mujer, muertos van
Por habitaciones frescas a preparar su lecho.

Aquí juegan los niños. Sombras pesadas se ensanchan
Encima del estiércol. Las niñas van
Por un húmedo azul y a veces los miran
Con ojos llenos del repiqueteo de la noche.

Hay una taberna para los solitarios
Y un demorarse con paciencia bajo oscuros arcos,
Bajo nubes doradas de tabaco.

Y sin embargo, he aquí al ser negro y cercano.
Bajo las sombras de viejos arcos,
El ebrio medita sobre las aves salvajes a lo lejos.