Anna Dalassini*


En el decreto real que editó Alexios Komninos,
especialmente para honrar a su madre,
la muy sabia Anna Dalassini
(conocida además por su labor y sus modales
y que mucho se ha dicho en su honor);
ofreció una sola frase que es sublime y bella:
"Nunca pronunció esas frías palabras 'mío' o 'tuyo'."


1927


* En 1061, el emperador bizantino Alexios Komninos I, ungió oficialmente a su madre, Anna Dalassini, con todos los poderes de Estado, en vista de la guerra que se aproximaba. Edicto que permanece en el libro de su hija, Anna Komnena, La Alexíada, libro III, cap. 6.