“Patience, hard thing! the hard
thing but to pray”

 

¡Paciencia, dura cosa! ¡la dura cosa que sólo implorar
Y procurar es Paciencia! Paciencia quien pide
Quiere guerra, quiere heridas; fatigados sus tiempos,
    sus tareas;
Prescindir, aceptar cara o cruz, y obedecer.
La rara paciencia en éstos arraiga, y si faltan
En ningún sitio. Hiedra del corazón natural,
        Paciencia enmascara
Nuestras ruinas de anterior naufragio de propósito.
        Allí asolea
Ojos de púrpura y mares de líquidas hojas todo el día.

    Oímos rechinar contra sí los corazones: mata
Golpearlos más fuerte. Pero las rebeldes voluntades
Nuestras pedimos a Dios que incline hacia él aun así.
    ¿Y dónde aquél que más y más destila
Deliciosa bondad? — Es paciente. Paciencia llena
Sus claros panales, y aquélla viene por las sendas
        que sabemos.

1885